Presoterapia
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
 
 

PRESOTERAPIA

 

Después de una sesión de cavitación se debe de realizar una sesión de drenaje para facilitar la eliminación de las células grasas destruidas a través de un equipo de última generación de presoterapia, con una duración de 25-30 minutos. La presoterapia se realiza con unos manguitos de isquemia que se colocan abarcando desde pies a abdomen, a los cuales se les insufla aire a través de 6 válvulas de forma controlada de distal a proximal.

Esta presión ejercida hace que se estimule el sistema circulatorio y linfático produciendo múltiples beneficios: eliminación de líquidos para personas con problemas de retención, prevención y tratamiento de varices, reducción de la celulitis (acumulo de grasa en una zona con problemas de fluidez circulatoria) al mejorar la circulación sanguínea en la zona afectada.

 

Resulta el complemento perfecto para iniciar cualquier tratamiento estético con el fin de aumentar el riego sanguíneo, o para terminar un tratamiento y eliminar toxinas con un buen drenaje linfático.

  • Todos los casos de linfoedemas (disminución del transporte del sistema linfático):
    • Edemas post-quirúrgicos (mastectomía).
    • Edemas de embarazo.
    • Síndrome premenstrual.
    • Piernas cansadas.
    • Edema post-traumatismo (esguinces, luxaciones).
  • Inflamación por insuficiencia venosa leve de las extremidades inferiores:
    • Hematomas.
    • Telangiectasias o arañas.
    • Venas superficiales.
  • Trastornos neurológicos:
    • Cefaleas.
    • Neuralgias del trigémino.
    • Migrañas.
  • Trastornos metabólicos endocrinos que se traduzcan en:
    • Enfermedad reumática.
    • Artrosis.
    • Fibromialgia.
  • Trastornos del sistema neurovegetativo:
    • Estrés.
    • Reducción de la actividad gastrointestinal.
  • Trastornos específicos del tejido:
    • Adiposidad localizada, incipiente o fibrosa.
    • Flaccidez.
    • Obesidad.
    • Tonificación muscular: deportivo muscular